Y Agustina disparó el cañón de la libertad


monumento agustina aragon - Y Agustina disparó el cañón de la libertadTal día como hoy, de hace dos siglos, comenzó a fraguarse la leyenda de Agustina de Aragón (1786-1857), una de las figuras más representativas de la resistencia del pueblo aragonés contra las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, un conflicto originado por la pretensión del emperador francés (Napoleón I) para instaurar y consolidar en el trono de España a José Bonaparte, en detrimento de Fernando VII de España.

Su nombre real era Agustina Raimunda María Saragossa Doménech, aunque a partir del momento de su heroico comportamiento durante el cerco de la ciudad de su mismo apellido, se le conoció como Agustina de Aragón y, también, como «La Artillera».

Aquel 2 de julio de 1808 se produjo el gran asalto que se centró, entre otras zonas, en la puerta conocida como del Portillo, cuya defensa fue encomendada a don Francisco Marco del Pont, donde la batería allí dispuesta había ido perdiendo uno a uno sus defensores, penetrando los franceses por la brecha abierta. Fue entonces cuando hizo aparición la heroína –de tan sólo 22 años– que, tomando la mecha de las manos de un moribundo, disparó el cañón contra los atacantes que, temiendo una emboscada, se batieron en retirada y nuevos defensores acudieron a tapar el boquete, defendiéndose la ciudad una vez más.

Enterado el general Palafox, mandó a llamar a la joven. Y allí mismo, sobre el campo de batalla, le felicitó y concedió el distintivo de subteniente con el uso de dos escudos de distinción con el lema cada uno de ellos: «Defensora de Zaragoza» y el otro «Recompensa del Valor y Patriotismo».

El heroico acto de Agustina fue inmortalizado por don Francisco de Goya y Lucientes, quien le dedicó uno de sus grabados de la serie «Los desastres de la guerra», titulado «¡Qué valor!», en el que aparece la joven Agustina, junto a la pieza de artillería disparada, reflejando a la perfección –en palabras de José Antonio Armillas (comisario del Bicentenario de los Sitios de Zaragoza)– la grandeza del acto, enfrentando la delicadeza de su figura con el imponente cañón:

goya que valor - Y Agustina disparó el cañón de la libertad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *