Deshonrando el Espíritu Olímpico en Pekín 2008


El cubano Ángel Matos y su entrenador fueron suspendidos de por vida para participar en todas las compiticiones oficiales de taekwondo, después de que Matos golpease al árbitro del combate en el que se disputaba, con el kazajo Arman Chilmanov, la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Pekín en la categoría de más de 80 kilos.

Así lo decidieron las autoridades internacionales de taekwondo tras el incidente protagonizado por el taekwondista cubano. «Es una fuerte violación del espíritu del taekwondo y de los Juegos Olímpicos», dijo un funcionario del torneo después de lo ocurrido.

Matos sufrió una lesión en un pie cuando iba ganando 3-2 a Arman Chilmanov y los médicos del cubano subieron al tatami para atenderle. Pero cuando Matos se levantó, el árbitro dio la pelea por concluida y señaló al kazajo como ganador.

Los técnicos cubanos entraron al tatami para reclamar el resultado y fue entonces cuando Matos le dio una patada al árbitro del encuentro, antes de golpear también a otros jueces que intentaban controlarlo.
 


Comentarios (3)

  1. Alberto dice:

    De momento, os podríais dedicar a no pegar patadas al diccionario. Creo que todos lo agradeceríamos bastante…

  2. kaña dice:

    esta bien merecido arbitro maldito yo tembien le ubiese pegado asi,pero me da pena q lo alln descalificado asi de por vida pobre joven espero q dios lo bendiga y lo cuide!

  3. uri dice:

    patadas así a jose mari tb….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *