Un buen capitán en un maleducado F.C. Barcelona


«Los que saben ganar son mucho más numerosos que los que saben hacer el uso apropiado de sus victorias» (Polybius)

Dejando a un lado la vergonzante final de Copa, entre el F.C. Barcelona y el Athletic Club de Bilbao, dando muestras de su antiespañolismo, de su animadversión a un país que les hacen ganar dichos trofeos (son los máximos exponentes de este torneo), con S.M. el Rey don Juan Carlos aguantando en el palco lo que no tendría que haber soportado, así como esa Liga ganada esta temporada por el club azulgrana; lo que quiero exponer hoy es la poca educación que reciben los jugadores del equipo catalán, por parte de su club, cuando ganan una competición.

El año 2005, tras seis años sin títulos, el Barça gana la Liga española. Los jugadores recorrieron las principales calles de la Ciudad Condal en un autobús descapotable y, tras ello, acudieron al Camp Nou para celebrar el éxito con los aficionados. La nota más destacada fue la salida de tono de Eto’o, que se acordó del eterno rival: «Madrid, cabrón, saluda al campeón». [Ver vídeo]

Este año, el 2009, los azulgranas vuelven a conquistar la Liga y, además, la Copa del Rey. La fiesta, cómo no, en el Camp Nou tras el partido liguero en el que cayeron derrotados frente al Osasuna (0-1). El defensa del Barcelona Gerard Piqué, para continuar la saga que comenzó Samuel Eto’o hace cuatro años, dio la nota altisonante en la celebración con un cántico con el que trató de arengar a la grada: «Boti, boti boti, madridista qui no boti» («Bote, bote, bote, madridista el que no bote»). [Ver vídeo]

Sinceramente, entendería perfectamente que un equipo ‘no grande’, que gana un título cada 1 ó 2 décadas, se exaltara de tal manera que no pudiera controlarse, pero no viniendo de un F.C. Barcelona, cuyos jugadores han demostrado tener tan poca educación como sus aficionados, a tenor de la encuesta que hizo el Diario Sport en la web, con un resultado del 78% a favor de la salida de tono de Piqué.
 

encuesta sport pique big - Un buen capitán en un maleducado F.C. Barcelona

 
Pero, como es obligatorio en un club de la talla del Barça, ha tenido que salir el gran capitán Xavi Hernández, quien ha dado un tirón de orejas a Gerard Piqué, declarando que “A mí no me apetece acordarme del Real Madrid ni de otro rival cuando ganas. Tenemos que celebrar el título entre nosotros, con nuestra afición y ya está, mostrando respeto a todo el mundo”.

Crea él sus palabras o no, y más allá de ser su obligación, Xavi se ha comportado con una gran corrección, demostrando que no todos en ese club, empezando por su presidente, Joan Laporta, son tan impresentables como el defensa catalán. Una lástima…

PD: Nuestra obligación, la de todos los aficionados al fútbol o a cualquier otro deporte, es censurar la actitud nociva de quienes deben demostrar la serenidad y la educación que, en muchos casos, se convierten en garante de la sociedad actual.


Comentarios (4)

  1. nathalia dice:

    cuando piqué se acordó del eterno rival en la celebración de la liga, ya había sido llamado a las filas de la selección española y ya había marcado con la misma. Yo entiendo ese gesto como un gesto de rabia y furia momentanea, que no hay que sacar de contexto, pues tampoco faltó al respeto a nadie, ya que ser madridista no es un insulto, si no un honor, algo que se escoge, asi que tampoco veo la necesidad de darle más vueltas al asunto. Una chiquillada de niño y sin más. No olvidemos que Piqué además de ser defensa del FC Barcelona, es culé de cuna y para el vivir una experiencia así estaba fuera de su control. Y no olvideis también que jugadores clave del Madrid tambien lo hicieron en su momento, y tenían mas recorrido que Gerard Piqué, y más peso en el equipo. (A Raul me remito)

  2. Hola amigo:

    Toda la razón. Algunos, como Oleguer, ya se «tragaron su antiespañolismo»

    Un abrazo.

  3. Lo que pasa es que algunos son tan cortos de mente que no se dan cuenta que algun dia la seleccion puede llamar a sus puertas, y entonces se tendran que tragar su antiespañolismo.

    La verdad es que pocos quedan como Xavi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *