La justicia pone en evidencia a Ramón Calderón


calderon rmtv - La justicia pone en evidencia a Ramón CalderónEl pasado jueves, 1 de febrero, la titular del Juzgado de Primera Instancia Nº 47 de Madrid, Milagros Aparicio, notificó la sentencia que estima íntegramente la demanda presentada por el abogado de D. Ramón Calderón declarando, por tanto, la nulidad de la norma electoral nº 15 reguladora del voto por correo y, en consecuencia, la nulidad de todos los votos emitidos a su amparo.

De esta manera, y considerando los votos presenciales emitidos como los únicos computables, el ganador de las pasadas elecciones a la presidencia del Real Madrid C.F. es, ineludiblemente, el propio demandante.

Ahora bien, aclarando el título de este post, y siempre bajo mi punto de vista, creo que dicha sentencia no ha hecho sino confirmar que las elecciones fueron un auténtico fraude, que las vigentes normas electorales son toda una estafa para los socios. Y lo más grave es que su principal valedor, el actual pResidente, planteó una demanda contra el Real Madrid (contra la Junta Electoral del Club, según sus palabras) pidiendo la anulación del voto por correo por no ser ajustada a derecho la mencionada norma XV de unos Estatutos que él mismo aprobó cuando era directivo de la anterior Junta Directiva, presidida por don Florentino Pérez, y que, inexplicablemente, se rechazó su modificación en la pasada Asamblea General Extraordinaria de Socios Compromisarios, celebrada el 1 de diciembre de 2006, cuando era el único punto del día.

No obstante, entiendo y comparto la opinión de no celebrar elecciones hasta que finalice la temporada, pese a que el señor Calderón tampoco tenga en estima dicha posibilidad, pues lo contrario sería ir contra los intereses del Club al crear un clima de confusión y, en consecuencia, de inestabilidad. Pero no logro comprender, o quizá sí, que este espurio XVIII Presidente del “Mejor Club del Siglo XX” se vanaglorie por ganar unas elecciones que, tras denunciar graves deficiencias en los Estatutos que -repito- él ratificó, han imposibilitado a miles de madridistas ejercer su derecho más sagrado, el de elegir -como cada cuatro años- a la persona que represente los intereses de la masa social del Club.

De esta manera, como si se tratara de un arma de doble filo, cualquier resolución de la sentencia debería ser nefasta para el señor Calderón. Aunque, teniendo el control de la entidad, será harto complicado demostrar que para el próximo verano, y habiendo modificado previamente la norma XV de los Estatutos, el ‘okupa’ tendría que salir del despacho presidencial de la ‘Casa Blanca’. Y, si así lo desea la mayoría de los socios mediante unas límpidas elecciones, podrá regresar -con la legitimidad que ahora no posee- y demostrar que es el presidente más adecuado para los malos tiempos que corren en el Santiago Bernabéu.


Comentarios (7)

  1. La verdad es que, desde la redacción y aprobación de la actual normativa, dentro de los propios Estatutos, y cuya fecha no recuerdo en este momento, ninguna elección queda fuera de este asunto, por lo que -como dices- el tema es realmente complicado.

    No obstante, en anteriores comicios, los candidatos llegaban a acuerdos, porque lo que no interesaba era modificar la normativa electoral… al que le salía bien la jugada, ganaba las elecciones. Pero había unas reglas marcadas con anticipación, pese a que fueran ‘extraoficiales’.

    Lo importante en estos momentos es modificar la norma XV de los Estatutos que, no llego a comprenderlo en un Club social como este, no se ha querido hacer en la pasada Asamblea General Extraordinaria de Socios Compromisarios, y con un quorum (313 s.c.) bastante bajo, por cierto.

    En lo personal, dudo mucho que Calderón agote su legislatura. Pero bueno, tiempo al tiempo… 😉

    Saludos

  2. anghara dice:

    Pues no tengo ni idea de fútbol pero creo que tienes razón. Si las normas por las que se regía la elección eran ilegales… pues habrá que modificar los Estatutos del Madrid para adecuarlos a la legalidad vigente y repetir.

    El tema es gordo, porque no sólo esta elección habría sido ilegal. ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *