¡¡Un gran trabajo, chicos…!!


perros policia expo2008 - ¡¡Un gran trabajo, chicos…!!Poco se reconoce la labor de los perros policía por parte de la sociedad, más allá de la serie “Rex. Un policía diferente” que emite Antena 3, mientras que los departamentos de policía de todo el mundo alaban el valor de estos animales como ayuda en sus tareas de vigilancia, rastreo y detección de sustancias ilegales.

El otro día, paseando por la Expo, me encontré con una pareja de la policía nacional con dos de estos pequeños amigos de cuatro patas, siempre alerta por lo que pueda suceder, manteniendo las orejas erguidas y el olfato apunto, sin descanso…

Por ello, por su gran trabajo, por esa dedicación diaria tanto de unos (los adiestradores) como de otros (los adiestrados), hoy quiero homenajearles con este post, en el que deseo explicar –de forma escueta– su historia, función y, como debe ser, reconocimiento en algunos momentos de la breve historia de esta gran labor social.

Los perros policía tienen su origen en Europa a principios del siglo XX, hacia 1910. Son unos excelentes auxiliares en funciones de rastreo, para seguir la pista de sospechosos y de personas perdidas, para buscar objetos ocultos, pruebas de un crimen, drogas o armas. Son capaces de realizar capturas por sí mismos, anunciando mediante ladridos la localización del sospechoso, pero no atacando nunca a menos que éste se resista, ataque o sea ordenado por el policía a su cargo.

Las razas más utilizadas son el Pastor Alemán, el Doberman Pinscher, el Airdale Terrier, el Bóxer y el Schnauzer gigante. Aunque también se usan el Akita, el Pastor Belga, el Bouvier de Flandes, el Puli, el Bloodhound y el Labrador Retriever (sobre todo como rastreadores). En muchos países se utilizan otras razas autóctonas o también algún mestizo que demuestre tener las dotes necesarias para realizar estas tareas.

Antes de su adiestramiento son cuidadosamente seleccionados, teniendo que pasar un riguroso examen físico, amén de demostrar un carácter bien equilibrado. Deben ser perros seguros, que no se asustan ni se distraen por estar rodeados de personas extrañas, por ruidos fuertes en la ciudad o por disparos de armas de fuego. Además del entrenamiento de obediencia, realizan otro de agilidad y resistencia, pues deben ser capaces de realizar grandes esfuerzos físicos en cumplimiento de su tarea diaria.

perro policia - ¡¡Un gran trabajo, chicos…!!Muchas son las muestras de valor que han realizado estos perros a lo largo de su historia. Los vemos trabajando en cualquier aeropuerto revisando las maletas en busca de drogas o explosivos (para estos trabajos suelen usarse los Beagles), en la calle patrullando a la par de los oficiales o en investigaciones, realizando tareas más específicas. Una perra muy famosa fue Mattie, que era capaz de detectar, después de un incendio, cualquier tipo de sustancia química que se hubiera usado para iniciarlo. Continuamente se están encontrando nuevas utilidades para los perros; en Gran Bretaña se han entrenado dos Labradores recientemente (Flo y Lucky) para detectar CD´s piratas (ver vídeo de Telemadrid en YouTube) en los paquetes que se envían por correo.

Por cierto, que durante la Expo Zaragoza 2008, pese a que no ha habido ninguna alerta dentro del recinto de Ranillas, uno de los canes policía, llamado Ricky, ha descubierto en la estación Intermodal un alijo de cocaína que ha permitido detener a dos personas, procedentes de Colombia.

Y, como decía al principio, los ciudadanos, en ocasiones, saben apreciar el trabajo de estos animales. Este es el caso de una señora mayor en California, que realizó una campaña en su ciudad y reunió fondos para comprar chalecos antibalas para los perros de la policía local y asegurar así que volvieran sanos y salvos a su hogar después del día de trabajo.

Los perros policías viven en la casa de su compañero humano a cargo para, de esta manera, fomentar el vínculo entre ellos. Los que realizan tareas generales se retiran a la edad de 7 u 8 años, y los especialistas (detectores de explosivos, armas, drogas, etc) a los 10 años aproximadamente. La mayoría se queda con su adiestrador, pero en caso de no ser posible, se les ubica en hogares apropiados para que puedan tener su tan merecido descanso.

Gracias por vuestra labor, por hacernos sentir más seguros día a día. ¡¡Un gran trabajo, chicos!! 😉


Comentarios (2)

  1. Hola José:

    Tienes toda la razón. Otro día, no muy lejano, publicaré un post en referencia a esos perros, denominados «guía», que prestan su sentido de la vista a los ciudadanos invidentes que así lo requieren.

    Un abrazo 😉

  2. jose dice:

    La verdad es que los perros son una auténtica maravilla, y en el caso de los invidentes también. Tendríamos que tomar ejemplo de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *