Día Mundial del Medio Ambiente (México 2009)


Desde 1972, los 5 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente (DMMA), que fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, en su Resolución 2994 (XXVII) del 15 de diciembre de 1972, para marcar la apertura de la Conferencia de Estocolmo, Suecia, cuyo tema central fue el Medio Humano. Y, ese mismo día, dicha Asamblea aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El DMMA no es otra cosa que uno de los vehículos principales a través del cual Naciones Unidas, que ha reconocido que el cambio climático “es una amenaza para la seguridad” de todos, estimula el conocimiento mundial del medioambiente y aumenta la atención y acción política, y cuyos objetivos principales son darle un contexto humano, motivando a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación, pues ésta debiera garantizar que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro.

Así, este día no es sino una excusa para realizar múltiples actividades, como concentraciones en las calles, conciertos ecológicos, charlas en escuelas y colegios, plantaciones de árboles, campañas de reciclaje y de limpieza, entre otras. Además, dada su relevancia mundial, lleva a periodistas a escribir y hacer reportajes críticos acerca del medio ambiente: documentales televisivos, exhibiciones fotográficas, eventos intelectuales, mesas redondas, conferencias, etc.

Y, claro está, para muchos países es una oportunidad de firmar o ratificar convenios internacionales y, algunas veces, se establecen estructuras gubernamentales permanentes relacionadas con el manejo ambiental y la planificación económica. Al igual que para el mundo empresarial, que se ha sumado ampliamente a ello, pues parece que empieza a calar en este sector que el medio ambiente puede ser una oportunidad de negocio.

Pero, al final, todo lo acontecido durante este día, como cada año, se queda en el más esperanzador de los recuerdos, siendo, en mi opinión, de las que más relevancia y provecho se obtienen para el futuro del Planeta aquellas actividades que realizan las ONGs y las organizaciones ecologistas. Ello, pese a que los medios de comunicación realizan una labor importante en materia de divulgación que, no obstante, en la mayoría de los casos, se queda en eso, en divulgar lo acontecido y no en hacer valer su poder mediático para concienciar y promover el desarrollo sostenible en beneficio de la civilización actual y sus descendientes.

Para este año, el lema del DMMA es «Tu Planeta te necesita – Unidos contra el Cambio Climático«, siendo México su anfitrión, que refleja el papel creciente del país Latinoamericano en la lucha contra el cambio climático e incluye su participación aumentada en los mercados del carbono. Además, también es un socio líder en la Campaña Billón de Árboles del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que, con el apoyo de su Presidente y sus habitantes, ha liderado las donaciones y plantaciones de un 25 por ciento de los árboles bajo esta campaña.

Tras esto, vendrá el difícil camino de Kioto a Copenhague, que finalizará cuando la noche del 18 de diciembre concluya la trascendental Cumbre del Clima, que dará paso a un nuevo Protocolo que sustituya al actual el 1 de enero de 2013. Pero, ¿será tan ambicioso como reclaman los científicos? La respuesta no debería estar muy alejada de la propuesta de la UE, que reclama reducciones del 20-30% para 2020. Sin embargo, en el tablero de Copenhague mueven ficha ahora EEUU y China, responsables de más de la mitad del problema, ya que sus cifras y calendarios son otros que los propuestos por la UE, al querer arrebatar a Europa el liderazgo de la UNFCCC.

Incluso hablando de nuestro futuro, del futuro de todos, los gobiernos continúan a lo suyo, pretendiendo liderar una causa que es común. ¡Cómo está el Planeta! Y nunca mejor dicho…


Comentarios (3)

  1. reciclar dice:

    Gran artículo. En realidad he estado haciendo algunas investigaciones sobre la manera de ayudar al medio ambiente, y una de las formas en que muchas personas pasan por alto es el reciclaje de teléfonos celulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *