104 años del primer concierto de la Filarmónica de Zaragoza


«Error funesto es decir que hay que comprender la música para gozar de ella. La música no se hace, ni debe jamás hacerse para que se comprenda, sino para que se sienta» (Manuel de Falla y Matheu)

primer concierto filarmonica zgz - 104 años del primer concierto de la Filarmónica de ZaragozaVía GEA | El día 2 de marzo de 1906, ofrecía su primer concierto la Sociedad Filarmónica de Zaragoza en el Palacio de los Pardo, en la calle Espoz y Mina de esta ciudad, cumpliéndose así los anhelos y esfuerzos de un grupo de melómanos zaragozanos que quisieron dotar a su ciudad de una sociedad de conciertos que, al igual que las recién aparecidas en otras ciudades españolas (Las Palmas, Bilbao, Oviedo y Valencia), ofreciera con regularidad sesiones musicales, llenando el vacío que –con respecto al arte de los sonidos– se dejaba sentir en la Zaragoza de principios de la actual centuria. Pronto, los conciertos de la Filarmónica fueron adquiriendo prestigio, aumentando tan considerablemente el número de sus asociados que hubo de cambiarse el salón de los Pardo por el escenario del Teatro Principal para pasar, posteriormente, al Auditorio.

Desde aquella lejana fecha de celebración del primer concierto (descargar imagen del programa en formato PDF), a cargo del Quinteto Ballo, son más de 1.000 las sesiones ofrecidas por la prestigiosa entidad zaragozana (concretamente, el 24 de junio de 2000 celebraron su sesión 1.273), pudiendo afirmarse que han actuado en nuestra ciudad, presentados por la Sociedad Filarmónica, los más importantes y famosos artistas de la interpretación musical del siglo XX. La historia de la Sociedad Filarmónica es, sin duda, la historia de la música en Zaragoza y la colección de programas de las sesiones por ella organizadas un documento valiosísimo para conocer lo que se ha hecho en música en nuestra ciudad.

Numerosos compositores han honrado las sesiones de la Filarmónica de Zaragoza, pudiendo citarse entre otros a: Enrique Granados, Joaquín Larregla, Joaquín Turina, Joaquín Nin, Óscar Esplá, Joaquín Rodrigo y Federico Mompou, entre los espańoles, y Maurice Ravel, Alfredo Casella o Ígor Strawinski, entre los extranjeros.

Pretender hacer una relación de los artistas y conjuntos que han desfilado por la Sociedad sería interminable, únicamente y a modo indicativo, cabría señalar la presencia en Zaragoza de artistas de la talla de Wanda Landowska, Ricardo Viñes, Édouard Risler, Jacques Thibaud, Arthur Rubinstein, Gaspar Cassadó, Pau Casals, Alfred Cortot, José Iturbi, Blanca Selva, Joseph Szigeti, Magda Tagliaferro, Eduardo del Pueyo, Nathan Milstein, Vladimir Horowitz, Artur Schnabel, Robert Casadesus, Andrés Segovia, Ángeles Ottein, Ofelia Nieto, Victoria de los Ángeles, Teresa Berganza, Pilar Lorengar, Claudio Arrau, Zino Francescatti, Luis Galve, Christian Ferras, Alexis Weissenberg, Alicia de Larrocha, Renata Scotto o la recientemente homenajeada por la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, Pilar Bayona, entre tantos otros.

Particular interés de la Filarmónica de Zaragoza ha sido el promocionar y dar a conocer a través de sus conciertos a los artistas y conjuntos locales. Así, nuestros pianistas de proyección internacional, Pilar Bayona y Eduardo del Pueyo, dieron el primer recital de su carrera en la Sociedad Filarmónica de su ciudad, actuando en sus sesiones en innumerables ocasiones. Igualmente, Luis Galve fue asiduo invitado para actuar en los conciertos de la Filarmónica. Asimismo, las diversas formaciones orquestales y corales aparecidas en Zaragoza han tenido su sitio en los conciertos de la Sociedad.

Desde su creación, han ostentado la presidencia de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza Paulino Savirón, Mariano de Lafiguera, Fausto Gavín, Enrique de la Figuera o José Antonio Pérez Páramo, que lo es en la actualidad desde el año 2000.


Comentarios (2)

  1. Me encanto el artículo y adicionalmente disfruto tanto de la musica que nadie puede explicar considero lo que esta provoca en cada uno de nosotros y lo que nos hace lograr.

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *