Recordando el exitoso estreno de Miguel Fleta en el Teatro Real


«Lo vulgar es el ronquido; lo inverosímil, el sueño. La humanidad ronca, pero el artista está en la obligación de hacerla soñar o no es artista» (Jardiel Poncela)

Carmen de BizetTal día como hoy, en el año 1922, se estrenaba en el Teatro Real de Madrid el que iba a ser considerado como el mejor tenor de todos los tiempos, el aragonés Miguel Fleta, que poseía una excepcional voz de tenor que cubría desde el barítono hasta el tenor y dotada de un prodigioso ‘aire’ que le facultaba un fraseo prodigioso y una messa di voce que hacía de él un tenor con exquisito sentido de la cantilena y siendo, para mí, el gran exponente de las obras del inigualable compositor dramático italiano, Giacomo Puccini, como demuestra su participación en el estreno póstumo de Turandot, en 1926, en la Scala de Milán, bajo la dirección de Arturo Toscanini.

Tras varias tentativas, Amézola, empresario del Teatro Real de Madrid, logró contratar a Fleta para cantar Tosca, La Bohème, Carmen y Aida, en una temporada que no discurría nada bien en el aspecto económico, que conllevó una muy escasa campaña publicitaria. Pero el éxito, sin precedentes, de su debut con Carmen, el 7 de marzo, fue definitivo para enderezar la maltrecha economía del Teatro, que aún fue mayor, considerando que ocurrió en el feudo de Julián Gayarre y Giuseppe Anselmi y que, además, por indisposición de la mezzo soprano Gabriella Besanzoni, ésta fue sustituida por otra cantante menos conocida.

Así, al final del primer acto, los periodistas se lanzaron a los teléfonos para reclamar a sus directores mayor espacio para sus crónicas, como puede verse –por ejemplo– en el artículo del diario ABC, de 8 de marzo:
 

19220308 abc - Recordando el exitoso estreno de Miguel Fleta en el Teatro Real

(Clica en la imagen para descargar la página completa en PDF)

 
Tras su debut, en la función de gala se pagaron las entradas a diez veces su precio, estando presente toda la aristocracia de la política, del arte, de la ciencia, el mismísimo Alfonso XIII, así como la madre y hermanos del artista, que abarrotaron un Real que vivió un éxito aún mayor, si cabe, que en la primera representación. Razón evidente por la que Fleta fue llevado a hombros por la calle de Arenal y Puerta del Sol hasta el Hotel París, y no sería la única vez, así como los telegramas de felicitación del propio alcalde de Zaragoza, José Sancho Arroyo, como demuestran las páginas del diario La Vanguardia de los días 12 y 14 de marzo de 1922:
 

19220312 vanguardia - Recordando el exitoso estreno de Miguel Fleta en el Teatro Real 19220314 vanguardia - Recordando el exitoso estreno de Miguel Fleta en el Teatro Real

(Clica en las imágenes para descargar las páginas completas en PDF)

 
En total, Miguel Fleta ofreció cuatro representaciones de Carmen y cinco de Tosca, con un triunfo que superó, según algunos, a los mayores de Julián Gayarre y de Adelina Patti, señalándole los críticos como la mejor voz de los últimos años, alabando la igualdad y hermosura de la misma.
 
Y, para finalizar este artículo, he querido subir a la Red y publicar un programa de Radio Ebro (año 2000), titulado «Los amigos del Bel canto» (de una hora de duración), que rindió emotivo homenaje a Miguel Fleta, en el cual sus dos distinguidos invitados (mi abuela Pilar Gazo y mi tío Antonio Gazo –D.E.P.–), bajo la dirección de Miguel Ángel Santolaria, ilustraron la magnificencia de su voz y recordaron la satisfacción que tuvieron de escuchar en vivo al mejor tenor de todos los tiempos:
 


Comentarios (1)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *