La Justicia declara nula la marca a la sevillana «Cajasol»


«Para hacer la paz se necesitan por lo menos dos, mas para hacer la guerra basta uno sólo» (Arthur Neville Chamberlain)

unicaja cajasol - La Justicia declara nula la marca a la sevillana "Cajasol"Vía El Confidencial | Cajasol tendrá que eliminar su marca comercial. Aunque la sentencia puede ser recurrida, el juzgado de primera instancia número 14 de Granada ha condenado a la caja sevillana a cancelar el uso del término Cajasol “en el tráfico económico, documento mercantil o de negocio, Internet o en cualquier soporte o medio”. Pero, además, no sólo declara “nulo” el nombre comercial Cajasol, sino también el de Viajes Cajasol, Cajasol Viajes, Instituto de Estudios Jurídicos y Empresariales Cajasol, Instituto Cajasol, Instituto de Estudios Cajasol, Fórmula Joven Cajasol, Cajasol revista del Cajasol Baloncesto, Fresón de oro Cajasol, Naranja de Oro Cajasol y La Garba de Oro Cajasol.

Desde principios de los noventa, la caja malagueña Unicaja utilizó la submarca ‘Caja del Sol’, pero, cuando las antiguas cajas El Monte y Caja San Fernando decidieron unirse en una nueva entidad, cuya sede principal está ubicada en la sevillana Plaza de San Francisco, decidió llamarse ‘Cajasol’. Pero el verdadero transfondo de esta historia, que se inició el 29 de diciembre de 2008 por una demanda de la propia caja sevillana, subyace en el absoluto divorcio entre los intereses de Unicaja y Cajasol, así como el trato frío y distante entre sus dos presidentes: Braulio Medel y Antonio Pulido.

Así las cosas, Cajasol (a la que habría que comenzar a denominar como ‘Monte de Piedad y Caja de Ahorros San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla’) argumentaba que la entidad Unicaja, presidida por Braulio Medel, utilizaba Caja del Sol como un mero “apéndice” y, lo más importante, para la caja sevillana: “Pasando totalmente desapercibida para el consumidor medio, razonablemente atento y perspicaz”.

Pero la demanda de la malagueña niega la inexistencia de un uso real y efectivo de la marca Caja del Sol, indicando que “Se ha empleado de forma constante y reiterada, no ya sólo en los eventos deportivos, sino también y sobre todo en sus documentos bancarios y en folletos de publicidad”, añadiendo que el hecho de que la marca se haya utilizado junto a la de Unicaja no invalida el uso de Caja del Sol, “sino que permite comprobar cómo los consumidores y los competidores ligan ambos términos. Es una práctica usual en varios sectores del tráfico, incluso el financiero, el uso conjunto de varios signos distintivos”.

En la sentencia del juez Blas González se especifica que no puede aceptarse la tesis de la demandante sobre la caducidad de la marca Caja del Sol “por más que la cuestión sea jurídicamente costosa”. “En mi opinión”, detalla el magistrado González, “el hecho de que Caja del Sol, marca denominativa que se usa exactamente así, sin modificaciones, sea empleada junto a Unicaja no convierte en ineficaz a ese uso”.


Comentarios (1)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *